Unión Seglar
San Antonio Mª Claret

“COMBATE los nobles combates de la fe”

                                    (1Tim 6, 12)

Consagración de la Unión Seglar

al glorioso Patriarca San José

 

Gloriosísimo Patriarca San José, a quien la Santa Iglesia invoca como su Intercesor y proclama como su insigne Patrono. También nosotros, los hijos de la UNIÓN SEGLAR DE SAN ANTONIO MARÍA CLARET, acudimos suplicantes y nos acogemos a Ti, no sólo para demostrar unánimemente la particular veneración que te profesamos, sino para que esta Unión Seglar, consagrada ya a los Sacratísimos Corazones de Jesús y María, se consagre también a Ti, con iguales sentimientos de piedad.

A Ti pues, ¡oh glorioso San José!, en esta festividad de la Anunciación de tu Esposa Santísima, delante de nuestro Rey y Capitán Jesús, de nuestra Madre bendita y de Todos los Santos y Santas de la Corte celestial, todos los hijos de la UNIÓN SEGLAR, te adoptamos solemnemente llenos de confianza por especial Patrono y al entregarnos totalmente a Ti, queremos que nuestras cosas te queden también ofrecidas y consagradas perpetuamente.

Tú en cambio, Padre virginal de Jesús, desde el solio real de tu gloria, vuelve tus ojos propicios y tu paternal corazón hacia nosotros; escucha nuestras plegarias, atiene a nuestros deseos y guárdanos bajo tu segurísima tutela y patrocinio. Toma desde hoy posesión de nuestra UNIÓN SEGLAR que de hecho es familia y propiedad de Cristo Jesús. Poséela como tuya y como a tuya, no dejes de regirla, favorecerla y defenderla, como defendiste un día a tu Sagrada Familia.

Infunde a nuestros jóvenes aliento para que, creciendo en número y santidad, conozcan íntimamente a Jesucristo y se esfuercen por imitarle.

Que nuestros matrimonios y miembros mayores de la UNIÓN SEGLAR, vivan del todo consagrados al ejercicio de las virtudes domésticas, y den ejemplo en todo momento de humildad, generosidad, caridad y celo apostólico. Multiplica en nosotros las vocaciones a la virginidad, al sacerdocio y a la vida religiosa y misionera, de manera que aumenten, no solamente en fervor, sino también en número los consagrados a la propagación del reinado de Nuestro Señor Jesucristo.

Por fin, oh varón justo y fidelísimo José, que libraste al Niño Jesús de caer en manos de Herodes, encarecidamente te pedimos, que no haya jamás fuerza ni asechanza de enemigos, que puedan destruir nuestra UNIÓN SEGLAR defendida por tu patrocinio ni apartar del amor intenso que deben a su rey y Capitán Jesús, a uno sólo de sus hijos. Guárdanos a todos y defiéndenos durante nuestra vida; ven propicio a asistirnos y consolarnos en la hora de la muerte, y haz que entre los suavísimos abrazos de Jesús y de María y los tuyos, exhalemos el último suspiro y en el cielo gocemos para siempre de vuestra regaladísima presencia. Así sea.

 

Breve noticia

Cómo nació

Declaración

Compendio del espíritu

Para tu formación

Himno

Consagración

Fundador

Para la juventud

Sus limosnas

Combate

Promesa

Jóvenes de San José

Cuadro de texto: Atrás